Consejos Para Ser Feliz en un Trabajo que no Amas

El vivir de lo que amas hacer es una idea bonita, pero muchas veces cuesta hacerlo realidad. De hecho, el 85% de las personas odian su trabajo.

Mujer recolectando flores en campo con sobrero

Pero no tiene que ser así. Veremos 7 consejos que científicamente comprobados que mejorarán nuestro bienestar laboral.

Si cultivas tu felicidad personal, lo que haces para ganarte la vida se convertirá en una experiencia placentera.  

Una nota sobre los consejos: si bien se completan perfectamente, puedes aplicarlos independientemente. Siente la libertad de saltear a los que sean más adecuados a tu circunstancia actual. 

La información compartida en este sitio web no constituye asesoría profesional y no tiene la intención de reemplazar, ni sustituir, los servicios de profesionales capacitados en ningún campo, incluidos, entre otros, asuntos financieros, laborales, de emprendimiento, viajes, médicos o legales. Cualquier idea, consejo, opinión, información y/u otros materiales formativos o enlaces accesibles a través de esta página web, son para uso informativo y de entretenimiento únicamente. Por favor toma en cuenta que no existen garantías sobre los resultados que puedas obtener al utilizar o poner en práctica las estrategias, productos, servicios e ideas discutidas en este sitio web.

Cultiva tus Relaciones Laborales

Nuestra experiencia laboral está directamente influenciada por las personas con las que trabajamos.

3 Mujeres Chocando los 5 Equipo de Trabajo Exitoso

Pasamos más tiempo con nuestros compañeros de trabajo que con con nuestra familia, pareja y amigos.

Debemos hacer un esfuerzo extra a la hora de cultivar buenas relaciones laborales. Hacer un café para todos, traer snacks un día a la semana, escuchar y hablar de su vida personal. 

Recuerda que todos queremos que alguien tenga un buen gesto con nosotros, pero rara vez pensamos en ser la persona que da el gesto. Da el primer paso. 

Ten una actitud proactiva

El primer hábito del histórico bestseller 7 hábitos de la gente altamente efectiva

Para aplicar el primer consejo y cambiar tu ambiente laboral, debes ser proactiva. 

La persona proactiva soluciona y anticipa problemas. La persona reactiva recibe y contempla problemas. 

Es difícil diferenciar nuestra vida personal de la laboral, por lo que ser proactivo en el trabajo nos ayudará a ser proactivos en la vida.

La proactividad es una filosofía de vida que te hará sentir más felicidad, no importa lo que estes haciendo.

Personaliza tu espacio laboral

Para muchas personas esto será sentido común, pero para otros (como era mi caso), puede ser un cambio radical.

Haz que tu espacio personal sea un ambiente confortable. Remueve las cosas que no te gusten y adiciona cosas que te hagan tener un mejor día. 

Elimina la pila de papeles que ya no usas. Adiciona una foto de tus amigos/familia. Pon algunas frases y colores que te hagan sentir en tu ambiente personalizado. 

Reduce las distracciones

Nos toma alrededor de 23 minutos volvernos a concentrar en una tarea después de una simple distracción.

El estar distraídos nos hace ser infelices. El enfoque es sinónimo de bienestar para nuestro cerebro. 

Disminuye la cantidad de distracciones que tienes: redes sociales, e-mails, llamadas, compañeros de trabajo. 

Divide tu jornada laboral en sesiones. Mi fuerza de voluntad suele ser débil. Por eso utilizo Freedom. Me permite bloquear distracciones por períodos de tiempo que yo elijo. 

A veces me aburro y a la mitad de los 45 minutos de trabajo intento abrir Facebook. El bloqueo automático me ahorra esos 23 minutos me tomaría para volver a enfocarme.

Imagen de bloqueo en Freedom cuando quieres usar distractores

Trabaja en ti más que en tu trabajo

Tu fuente de bienestar más confiable es el trabajo que pones. El progresivo aprendizaje de habilidades personales. 

Mientras estás en un trabajo que no amas, enfocate en cultivar habilidades que quieras en tu vida: comunicación, organización, liderazgo, etcetera. 

Tu trabajo son un conjunto de micro-actividades que realizas rutinariamente. Encuentra esas micro-actividades que quieres expandir y mejorar para tu futuro fuera de este trabajo.

Ten Metas

Mujer con Remera Amarilla Escribiendo Metas en Post sticks

Tener objetivos claros hace que nuestra vida laboral sea mucho más satisfactoria. 

Incluso cuando trabajamos en algo que no amamos, tener metas diarias nos ayudará a mantener una actitud positiva orientada a la acción.

Cada día antes terminar tu jornada, deja por escrito las tareas que quieres completar mañana. Puedes catalogarlas en categorías de urgencia/impacto. 

Por un periodo de meses, dedique tiempo diario a una tarea de poca urgencia pero alto impacto: renovar la página web de la empresa para la que trabajaba. 

Al completarlo recibí grandes reconocimientos, lo que hizo aumentar mi felicidad laboral a largo plazo.

Planea tu escape

Hablando sobre metas, una de que debes tener es trabajar en algo que ames

El trabajo que hacemos es una de las bases del bienestar indispensable de cualquier individuo. Ser feliz en un trabajo que no amas es una cuestión de actitud corto plazo, pero que debes corregir en el largo plazo. 

Empieza a trabajar en un fondo de ahorros para renunciar. Haz un presupuesto de tus gastos y separa dinero para vivir por 6 meses sin ingresos.

Al mismo tiempo, comienza a investigar emprendimientos o trabajos en dependencia de algo que te guste hacer. 

Enfocarte en un futuro mejor no solamente te ayudará a incrementar tu bienestar emocional corto plazo, sino también hacer realidad tu trabajo ideal.